Producción

El zapato de piel lo fabricamos con pieles nacionales de la mejor calidad. Estas pieles son sometidas a diversos tratamientos para mantener intactas todas sus propiedades, conservando su porosidad natural para que el pie respire correctamente.

F-01

Conformado del zapato

Para dar color a la piel utilizamos tintes respetuosos con el medio ambiente, libres de disolventes y con base acuosa. Una vez tintada, revisamos el tono, pieza a pieza, para comprobar que el color es uniforme.

El siguiente paso es el proceso de “abatanado” que consiste en introducir las pieles en unos tambores de madera que, con un movimiento constante e imprimiendo calor, rompen las fibras de las pieles quedando estas suaves, blandas, manejables y de tacto agradable.

F-02

Unión del piso por calor.

Después de un último tratamiento para que la piel obtenga una mayor resistencia a las manchas, se procede a un control final de calidad y nuestras pieles ya están listas para convertirse en zapato.

El primer paso en la producción del zapato es el cortado de la piel. Una vez diseñado el zapato, se fabrican los troqueles con los que se cortan las diferentes piezas de piel. Según su diseño, cada zapato tendrá más o menos piezas de diferentes formas y tamaños. Una vez cortadas, rebajamos los bordes para poder unirlos correctamente. Unimos después las piezas para formar lo que se llama “corte” mediante un proceso de cosido llamado “aparado”. Unimos el corte al piso con colas al agua libres de disolventes y ensamblamos el forro, la piel y el piso mediante un nuevo cosido realizado a mano en un proceso artesanal.

La forma definitiva del zapato se consigue mediante dos procesos consecutivos: El primero es el “conformado” en el que el zapato se introduce en una máquina que lo fuerza para recoger y cerrar su forma. Luego se introduce en el zapato su horma correspondiente y es sometido a altas temperaturas en un horno. La piel de la planta del zapato se “figura” y se “rebaja” para que se adapte perfectamente al “piso” o suela, después se aplica la cola y, de nuevo en el horno de calor, se consigue la unión definitiva.

f-07

Corte automatizado de la piel.

Para lograr el aspecto final del zapato se cepilla y pule con crema, y se le aplica un último repaso artesanal tratando su piel con cera de abeja.
Por último, deshornamos el zapato y se refuerza la unión del piso con un resistente cosido.

Ya tenemos el zapato listo para el último control de calidad y posterior envasado para hacer llegar a los clientes de WALKAWORLD.

 


Volver arriba